Dos Balónes de Oro- Dice Ángel Di Maria

By | February 12, 2015

En el 2007 Kaká ganó el Balón de Oro después de tener una exitosa temporada con el AC Milan y de haber tenido gran éxito en la Liga de Campeones. Kaká fue el último jugador fuera de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo que gano el premio. Recientemente, Ángel Di María (jugador de Argentina y el Manchester United) en tono de broma dijo, “Si yo fuera FIFA, tendría dos Balónes de Oro, uno para ese par, y otra para todos los demás.”

Los últimos siete premios han sido ganados por Cristiano o Messi, con Messi reclamando cuatro y el actual titular, Cristiano Ronaldo, embolsado tres. A pesar de que Di María hizo su declaración en tono de broma, es algo en que pensar y preguntar porque ha sucedido esto.

Se puede justificar con estadísticas que Cristiano y Messi son dos jugadores como no habido antes en la historia. Es difícil comparar épocas pero no es un argumento disparatado. Efectivamente, se trata de dos futbolistas geniales que dominan el juego de sus equipos y además tienen una relación asombrosa con el gol. Hasta la llegada los dos jugadores a la liga española, solo Zarra y Hugo Sánchez habían conseguido 38 goles en una sola temporada. Desde 2010, Cristiano y Messi han superado esa marca en tres ocasiones

Esa sensación de superioridad, sin embargo, se apaga cuando ambos jugadores salen de su club. De las últimas siete campañas en las cuales Cristiano y Messi ganaron el Balón de Oro, ellos han participado en cuatro equipos ganadores de la Champions League, que es mucho pero habría dejado margen a algo de reconocimiento para los Sneijder, Diego Milito, Didier Drogba, Franck Ribery o Arjen Robben de turno, todos con el Balón de Bronce como máximo premio al que aspirar.

Otra observación interesante es lo que ambos jugadores han hecho con sus selecciones, incluyendo solo el período en el cual ganaron el Balón de Oro (2008 a 2014). Entre Cristiano y Messi han jugado cuatro mundiales, dos Eurocopas y una Copa América. No ganaron ninguna. Es más, si sumamos todos sus partidos disputados en esas competiciones nos da 32 juegos totales y solo 11 goles entre los dos.

La obsesión por premiar a Cristiano o a Messi en cada competición en la que participan ha alcanzado cotas ridículas. Por ejemplo, la LFP se inventó un premio en el 2009, Puskás Award, solo para que Cristiano pudiera subir a recoger un premio también. Luego en el del Mundial de 2014 FIFA decidió que el mejor jugador no había sido Kroos ni Müller ni Neuer ni ninguno de los alemanes que se destacaron casi todo el torneo, sino Lionel Messi. Fue un premio que causó tanta sorpresa que ni el jugador argentino lo celebró. El que pierde la final tiene que hacer un campeonato asombroso para merecer el premio y Messi no lo hizo. Hizo un gran torneo, llevando a su equipo a la final, pero no estuvo al nivel de años atrás o al nivel de los alemanes.

 

Otra controversia, es que Messi y Cristiano son la imagen de los dos grandes imperios de la ropa deportiva: Nike y Adidas. Por supuesto, estas dos marcas ya llevan compitiendo años y años a todos los niveles y no estoy diciendo que Cristiano y Messi ganan premios solo porque Nike y Adidas los promocionen, pero obviamente su publicidad no les vienen nada mal. Su presencia fuera de la cancha trae favoritismo hacia los dos jugadores y crea un sesgo en cuanto a quién es el mejor jugador del mundo. Por supuesto que son dos genios del futbol, pero es peligroso este pensamiento de que son los únicos grandes futbolistas del planeta.

 

Por supuesto que Messi y Cristiano Ronaldo han sido los mejores de su generación con diferencia, pero el resto de jugadores no han estado lejos, no al menos como para considerar que, en siete años, nadie más ha merecido el Balón de Oro.

Leave a Reply

Your email address will not be published.