El Milagro en Merseyside

By | April 14, 2016

En mi primer blog post, hablé de la temporada milagrosa de Leicester City, destacando el golazo de Jaime Vardy contra Liverpool como un momento que representa la magia del equipo y del fútbol. En ese día, Liverpool simplemente fue un actor secundario en el cuento de Leicester, un papel recurrente para ellos en los últimos años. Hoy, por la primera vez en un rato largo, Liverpool ha cambiado el cuento y demostrado un poco de su propia magia.

Aquí esta el gol de Dejan Lovren en el minuto 90, que puso Liverpool arriba 4-3 en el global contra Borussia Dortmund en los quarto de finales de la Europa League:

Además de marcar un gol en el ultimo minuto para ganarle un equipo favorito del torneo, Lovran termino una secuencia donde el Liverpool regreso de estar perdiendo 2-0 entre los primeros 10 minutos, y perdiendo 3-1 faltando 25 minutos en el segundo tiempo. Liverpool no es extranjero a remontadas como esta—en el 2005, muy famosamente, Liverpool gano la final de la Champion’s League en penaltis después de ir al segundo tiempo perdiendo 3-0 contra AC Milán. Esa noche en Estambul es uno de los momentos mas recordados en la historia de Liverpool.

Yo pienso que esta victoria, aunque fue en una competición y ronda de menos importancia, es de magnitud igual.

Liverpool en un momento fue el mejor equipo de Inglaterra. Han sido campeones de Europa 5 veces, y tienen 18 títulos de la liga Ingles. Los nombres famosos que han jugado en Anfield y cantado el himno afamado, “You Never Walk Alone”, son incontables. Liverpool tiene todo la historia de un equipo gigante…pero su ultimo titulo de liga fue ganado en 1990. En años recientes, el mundo se ha acostumbrado a ver a Liverpool en la mitad de la tabla, fuera de puestos europeos. La ultima vez que si jugaron en la Champion’s, fueron eliminados en la primera ronda. El equipo que jugo esa noche en Estambul parece mas y mas lejos en el pasado.

Juergen Klopp, el nuevo técnico de Liverpool, tiene un montón de presión encima de él; encontró mucho éxito en Alemania, y se hizo casi sinónimo con el Borussia Dortmund. Pero, después de una temporada mediocre, decidió tomar un hiato. Esta temporada, termino ese hiato para tratar un nuevo reto: la reconstrucción de Liverpool a su antigua gloria. Todavía es considerado un héroe en Dortmund, pero desde el anuncio de este partido, el mundo entero ha estado esperando para ver si el nuevo equipo de Klopp puede vencer los gigantes que el creo. El equipo que gana la Europa League califica automáticamente para la próxima Champion’s League—un prospecto muy importante para un Liverpool que no va poder llegar a la Champion’s League por posición de liga esta temporada.

La importancia de esta victoria es obvio, con todas las historias que estaban involucradas, en adición con la que se creo en la cancha. Pero, lo mas importante es que todo estas historias se combinaron para hacerme, por 25 minutos, un hincha del Liverpool. Todavía soy fiel a mi equipo, el Barcelona, pero soy un fanático del futbol primero—y hoy fue un gran momento para el fútbol.

El fútbol es el deporte rey porque tiene la capacidad de capturar la atención y emociones del mundo entero. Los aspectos competitivos y técnicos son impresionantes, claro, y son una gran parte de la popularidad del juego—pero, en el fondo, lo que nos sigue capturando nuestro interés son los momentos de pasión intensas. De los momentos que más se recuerdan en la historia larga del futbol, muy pocas son del atletismo y habilidad pura. Los momentos que son celebrados son tiempos de gran alegría, sorpresa, y hasta de frustración. La mano de dios de Maradona fue una polémica, porque obligó una reacción emocional, buena o mala, enraizada en el orgullo o odio nacional; la mano de Messi contra el Espanyol, aunque también involucraba un jugador Argentino superestrella en una situación similar, no se habla tanto.

Por esa razón, esta remontada de Liverpool, como la de la noche en Estambul, va ser un momento recordado por muchos años. Tiene todo los elementos de un partido legendario: la historia entre Juergen Klopp y Borussia Dortmund, los problemas recientes del Liverpool, las emociones bajas y altas de los aficionados en Anfield que fue palpable a través de la pantalla de la TV, la drama de un gol marcado al ultimo minuto, y la actitud de los jugadores de Liverpool que nunca se dejaron por vencidos contra oposición fuerte.  En mi opinión, son momentos como este del Liverpool y de Leicester que me hacen ser un aficionado del fútbol, independiente de mi lealtad de equipo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.