Title IX y su papel en promover el fútbol femenino americano

By | April 11, 2016

Aunque su equipo nacional de hombres no tiene mucho éxito en competencial internacional, los Estados Unidos siempre ha dominado el mundo del fútbol femenino. Desde el empiezo del Mundial femenino, por ejemplo, las americanas han ganado tres títulos en solo siete instancias del torneo. En contraste, los hombres no ganaron ningún partido de los 19 Mundiales masculinos. Esta discrepancia no existe a causa de una falta de entrenamiento; según estadísticos de U.S. Youth Soccer un 52 por ciento de jugadores de fútbol juvenil fueron chicos en 2008. En vez de ese, es el estatus único de deportes universitarios, especialmente “Title IX,” que permite los EE.UU. a tener éxito continuo.

Pasado en 1972, Title IX prohíbe discriminación sexual en instituciones educativas que reciben financiación federal—prácticamente cualquier universidad americana. A causa de esta ley, colegios ahora son requeridos a fundar equipos deportivos para mujeres al mismo nivel en total como equipos de hombres. Por eso, becas para mujeres fueron fundadas, permitiendo a ellas a entrenar a un nivel más alta que fue previamente posible. Este apoyo, algo que no se encuentra en otros países, es la razón por el dominio de los EE.UU. Según Stefan Szymanski de la Universidad de Michigan, la pregunta critica no es “¿Por qué es los EE.UU. tan bueno?” y en vez “¿Por qué es el resto del mundo tan mal?”

Países extrajeras faltan programas atléticos universitarias, mucho menos una política como Title IX, entonces sus jugadores se desarrollan en academias como sus colegas masculinas, que tienen capacidades más pequeñas que las 333 universidades con programas de fútbol femenino de División I en los EE.UU. Es más, los EE.UU. tiene una cultura más abierta al concepto de fútbol femenino; el deporte fue prohibido por razones sexistas en Inglaterra y Brasil, dos centros de potencia futbolística, hasta 1969 y 1979 respectivamente, un punto en historia cuando los estadounidenses han empezado a desarrollar su propio talento femenino.

En fin, la estructura del sistema deportivo americano fue cambiado para beneficiar a mujeres a causa de Title IX, entonces la nación ha dominado el mundo de fútbol femenino. Hasta otra nación puede crear un método similar que puede fundar y desarrollar un número tan grande de jugadores continuáramos a reinar el deporte.

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.