por Guillermo Hevia

Match-winner Mane: 10 is my lucky number! - Liverpool FC

Fuente:  https://www.liverpoolfc.com/news/tour-2018/309104-sadio-mane-liverpool-manchester-city-reaction

El efecto del número 10

Mané no comenzó su carrera en 2011 en el Metz con el número 10 en su espalda (poca gente empieza con ese número estos días dada su importancia). Comenzó con el número 33. El año siguiente consiguió acercarse un poco al vestir el número 21, pero un año más tarde, al cambiarse de club, tuvo que contentarse con el número 40. Sin embargo, tras la excelente campaña en su primer año con el Red Bull Salzburgo, pudo por fin vestir el número 10 con su club. Cuando se incorporó al Southampton, siguió vistiendo el número 10, aunque al fichar por el Liverpool, tuvo que cedérselo a Coutinho dos años antes de recuperarlo en la temporada del 2019. En sus dos primeras temporadas con el Liverpool, Mané vistió el número 19. Este número es especial para todos los senegaleses ya que es el número que vistió muchos años Demba Ba, otro gigante senegalés al que Mané arrebató el título de máximo goleador senegalés en una temporada de la Premier en 2019. Con la selección senegalesa, Mané siempre ha vestido el 10 desde que fue seleccionado por primera vez en 2012.

Mané no puede ser considerado aún un histórico del 10. Lo que sí que podemos hacer, no obstante, es pronosticar que será el mejor jugador africano que jamás haya vestido el 10. Es una de las estrellas de un Liverpool que está arrasando en la Premier e internacionalmente. ¡No para de romper récords, y aún tiene 27 años! Sin embargo, el propio Mané no le da tanta importancia al número. Cuando le dieron el 10 en el Liverpool, reconoció que le llenaba de ilusión vestir ese número simplemente porque le gusta cómo queda. Pero seguro que subconscientemente hay algún futbolista con el que relaciona el 10 (los propio aficionados del Liverpool le han empezado a llamar «el nuevo Pelé»).

 

Información de contexto

Sadio Mané nació el 10 de abril de 1992 en Bambali, un pueblo de unos 2.000 habitantes en el sur de Senegal. Sus padres no tenían los recursos suficientes como para cuidar de él y todos sus hermanos, así que vivía con su tío. En una entrevista con Liverpoolfc.com, Sadio recuenta que, “Mis padres no tenían dinero suficiente para mandarme a la escuela. Cada mañana y cada tarde, iba a jugar al fútbol con mis amigos en la calle. Cuando era joven, solo pensaba con algún día jugar en la Premier League, la cual veía en la tele. Solo la Premier. Era mi sueño.” Desde pequeño, Mané siempre estaba pegado al balón. Si veía a alguien jugando al fútbol en la calle, se unía a ellos sin pensárselo un segundo. Y el verano de 2002, todo cambió.

Cuando tenía diez años, Mané vio cómo su selección llegó a cuartos de final del Mundial de fútbol en su primera aparición en el torneo.  Para rematar, incluso habían ganado a Francia–ganadores del previo Mundial– en el partido inaugural. Ese partido fue un milagro que Mané nunca olvidará. Tras el Mundial, Mané decidió, junto a sus amigos más cercanos, ponerse en serio con respecto al fútbol. Comenzaron un torneo local al que se unieron más niños de la zona. Todo Bambali pudo ver por fin que tenían a una estrella entre sí. Sin embargo, la familia de Sadio no era nada futbolera.

Para la familia de Sadio, lo más importante era la religión. Ellos querían que llevara una vida muy distinta a la que él quería. Solo cuando vieron que en su cabeza y en su corazón había solo fútbol, se dieron cuenta de que este era el futuro para Sadio. Su tío fue su máximo promotor en estos tiempos. Según fue creciendo, fue convenciendo a su familia para que le dejaran ir a la ciudad más cercana para jugar, y más tarde, a Dakar, la capital.

Una vez convencidos de que Sadio tenía el potencial de convertirse en una estrella, hicieron todo lo posible para ayudarle en su camino. Su tío y sus padres usaron todo el dinero de sus cosechas para recaudar dinero para Mané. Tu talento era tan obvio e inspirador que hasta gente de su pueblo que no lo conocía puso todo de su parte para asegurarse de que Mané tendría la oportunidad de hacerse un hueco en el fútbol profesional.

Con el dinero que recaudó gracias a su pueblo, Sadio se mudó a Dakar. Al día siguiente de llegar a la capital, se presentó a una prueba de acceso para la cantera del club más grande de la ciudad. Al llegar, se dio cuenta que le miraban raro. Llevaba unas botas rotas y unos pantalones cortos que no eran adecuados para jugar. Sin embargo, él tenía una misión, y nadie se lo iba a impedir. Después de una corta prueba, le escogieron rápidamente para la cantera. En dos temporadas con el club, marcó 131 goles en 90 partidos.

Aun así, Sadio tuvo suerte. No era el mejor de su liga, no obstante, cuando unos ojeadores franceses llegaron a Dakar para buscar jugadores para la liga francesa, iban con una intención peculiar. Parte de su objetivo era buscar a los jugadores de las familias más pobres y sacarles a ellos y a sus familias de la pobreza. Es así cómo encontraron a Mané. Según sus fichas, era el más pobre y el más dotado de su club. Los ojeadores estaban entusiasmados con él, y no tardaron en llevarlo a Francia.

 

Carrera como jugador

Una vez en Francia, Mané tuvo una temporada relativamente silenciosa con el Metz. Marcó un gol en 19 partidos, y su equipo bajó a tercera división al final de la temporada. Sin embargo, ese mismo año el Red Bull Salzburgo de la Bundesliga Austriaca se interesó por él y lo fichó por unos 4 millones de Euros. Es allí donde comenzó a despuntar, acabando segundo el primer año con su nuevo equipo y ganando la liga las siguientes dos temporadas. No obstante, en 2015, tras faltar a varios entrenamientos y el partido de calificación para la Champions, el Red Bull Salzburgo decidió venderlo.

Entonces, fue transferido a la Premier. El Southampton le fichó por 11,8 millones de Libras. Debutó en una victoria sobre el Arsenal en la League Cup, y su primer partido en la Premier fue contra el Queens Park Rangers, partido que también ganaron. Mané ya estaba viviendo su sueño. Mané terminó su primera temporada en el Southampton con 10 goles en 32 partidos. La temporada siguiente acabó con 15 goles en su cuenta particular, y fue entonces cuando le llamaron de uno de los mastodontes de la Premier. El Liverpool.

El Liverpool fichó a Mané por 34 millones de Libras. Este traspaso le hizo el jugador africano más valioso de la historia en su momento. En su debut, otra vez contra el Arsenal, marcó el cuarto y decisivo gol en una victoria a domicilio que terminó 4-3. En su primera temporada, alcanzó los 13 goles con los Reds, y, a pesar de perderse los últimos partidos, el Liverpool le otorgó el premio al Mejor Jugador del Año.

Los siguientes años fueron marcados por una lluvia de momentos históricos. En la temporada del 2018, se convirtió en el primer jugador senegalés en marcar en una final de la Champions y acabó la temporada con 20 goles. En la temporada del 2019, se unió a los gigantes Michael Owen, Fernando Torres, Luis Suárez, y Salah al marcar en seis partidos seguidos como local en la Premier. Tres días después de unirse a ellos, se convirtió en el máximo goleador del club en partidos a domicilio de la Champions, habiendo marcado un hat-trick contra el Bayern de Munich. Y en el siguiente partido de la Premier, se convirtió en el máximo goleador senegalés de una temporada de esa competición. Ese año compartió el galardón de “pichichi” de la Premier. Y por último, en la final de la Champions, provocó el penalti que le dio al Liverpool su primer gol y más tarde ganaron el partido y la competición. Terminó la temporada con 40 goles. Vaya año!

En la temporada actual, lamentablemente suspendida por el momento por culpa de COVID-19, Mané ha conseguido, quedar cuarto en el Balón de Oro de 2019, ganar la Supercopa de la UEFA, siendo nombrado el mejor jugador del partido en la final, ganar el Mundial de Clubes, ser nombrado el mejor jugador africano del año, y llevar al Liverpool a cosechar 22 partidos seguidos ganando en casa.

 

Temas especiales

Fuera de la cancha, como todo buen 10, Mané ha sido una fuente de inspiración para millones. Sadio ha querido usar su riqueza para demostrar su gratitud a su pueblo y mejorar la vida de aquellos que dejó atrás cuando se fue a perseguir su sueño. En una entrevista reciente, Mané lo dejó bien claro, “¿Para qué iba a querer 10 Ferraris, 20 relojes de diamantes, y dos aviones? ¿Qué harían estos objetos para mí o el mundo en general?” Siguió, “Pasé hambre y tuve que trabajar en el campo; sobreviví tiempos muy duros, jugué al fútbol descalzo, no tuve ni una educación ni muchas otras cosas. Sin embargo, hoy con lo que gano gracias al fútbol, puedo ayudar a mi gente.”

Mané decidió usar su dinero para ayudar a los más necesitados en su país natal. Ha donado millones para construir escuelas, un hospital, y un estadio de fútbol. También les da ropa, comida, y zapatos a gente viviendo en la pobreza extrema. Y, por si fuera poco, le da 70 Euros al mes a todas las personas de una de las regiones más pobres de Senegal, ayudándoles así a mejorar sus vidas. Mané también regaló 300 camisetas a los habitantes de su pueblo justo antes de la final de la Champions de 2019. Terminó la entrevista diciendo, “No necesito exhibir coches lujosos, casas impresionantes, viajes, ni aviones. Prefiero que mi gente reciba un poco de lo que la vida me ha dado a mí.”

Esta mentalidad de dar las gracias a su pueblo y devolver parte de su riqueza a él le sigue en todo lo que hace. Por ejemplo, después de ganar el partido inaugural de la temporada de 2020 contra el Leicester, Mané no fue a celebrar a la discoteca. Se fue a su mezquita a ayudar con las tareas de mantenimiento. En particular, la que le tocó a él fue la de limpiar los baños. El Imán a cargo de la mezquita a la que va, Abu Usamah Al-Tahabi, le describe como “una persona que no busca el escaparate. No tiene nada de arrogancia. Viene a la mezquita habitualmente. En su casa tiene un Bentley – pero aquí viene en un coche más discreto para pasar de incógnito.

 

Lo mejor del Mané

Hay tantos momentos destacados de Mané que resulta difícil encontrar un vídeo que los encapsule todos. Aquí va un vídeo con los mejores momentos de la temporada 2018-19, que ya son bastantes…

 


¿Quienes son los dioses de 10?

Haz clic en las camisetas para ver las páginas sobre estos jugadores:

Pelé

Pelé

Maradona

Maradona

Zidane

Zidane

Messi

Messi

Mané

Mané

Marta

Marta

Otros

Otros

     

Fuentes: soccer.com, uksoccershop.com, newbalance.com

 

Fuentes

https://ze-africanews.com/en/15029/

https://lifebogger.com/sadio-mane-childhood-story-plus-untold-biography-facts/

https://www.dreamteamfc.com/c/news-gossip/411857/sadio-mane-new-squad-number/

https://www.transfermarkt.us/sadio-mane/rueckennummern/spieler/200512

https://www.sport-english.com/news/premier-league/sadio-mane-why-would-i-want-10-ferraris-and-20-diamond-watches-7686976

www.bbc.com/sport/football/46321116