Tottenham Stadium

Abrió en el año 2019

Ubicado en Londres, Inglaterra

Historia

Aunque la gran mayoría de la historia del nuevo Estadio Tottenham Hotspur aún está por escribirse, este impresionante estadio trae consigo el legado de todo un equipo, y por tanto ciertos aspectos de su antecesor: el antiguo White Hart Lane. El estadio actual fue construido en su totalidad en tan solo dos años, en el mismo terreno del White Hart Lane, el cual fue demolido completamente en 2017, luego de haber sido la casa del Tottenham desde el año 1899 (Tottenham Hotspur, 2018). Tal fue el legado de ese ícono de los Spurs que el suelo de concreto en el nuevo Estadio Tottenham está mezclado con incrustaciones provenientes de los escombros de la estructura que por muchos años fue el White Hart Lane (Gold, 2020). También se marcaron los puntos de penalti y el centro del antiguo estadio en la estructura del nuevo. De igual manera, quizá el amuleto más icónico del club, el gallo de oro que vivió cada suspiro del White Hart Lane (y que también representa el logo del equipo), fue trasladado al punto más alto de la gradería sur del nuevo estadio (Gold, 2020). En resumen, el imponente Estadio Tottenham Hotspur es sin duda uno de los estadios más modernos e innovadores de nuestra época; pero la esencia de su historia en el día de hoy no sería la misma de no ser por el estadio al cual reemplazó: el White Hart Lane.

Arquitectura

Según el entrenador José Mourinho, el nuevo estadio de Tottenham es “el mejor estadio del mundo. Esa es la realidad” (“The New Tottenham Hotspur Stadium.”) Sea cual sea su opinión, el nuevo Estadio Tottenham implementa un diseño innovador y proporciona al fútbol inglés su respuesta al diseño del estadio en el siglo XXI. En el interior, uno de los aspectos más importantes fue la visión del estadio entero. Inclinadas en un ángulo de 35 grados, las gradas proporcionan una relación íntima con el juego y se centran en el extremo sur del estadio, que cuenta con la “granda de un solo nivel más grande del Reino Unido” (“Populus Media Kit.”) Se usan paneles reflectivos en el techo para evitar la pérdida de sonido y mantener el estadio en voz alta. La meta del proyecto fue crear un espacio polivalente, completo con restaurantes, pubs ingleses, un museo de la historia del Tottenham, y más. Debajo de la grada en el sur del estadio, hay un atrio de cinco pisos de altura el cual es elevado por dos grandes soportes como árboles, donde existe el bar de bebidas más largo de Europa (Ravenscroft.) Una fachada de vidrio cubriendo el atrio permite que la luz natural permee en el interior de la estructura. Para ser dinámico y adaptable, hay un techo retráctil y un campo de césped natural, también retráctil para cambiar entre partidos de fútbol y fútbol americano fácilmente. La cultura de Tottenham y su ambiente urbano se incorpora en el diseño de la fachada. El perfil del edificio presenta un patrón de paneles grises similares a un pájaro en vuelo, reflejando el gallo en el logotipo del Tottenham. El gallo aparece por todo el estadio: en una escultura en el punto máximo del techo y en la pared de la fachada oeste. Los colores del club, blanco y azul marino, y la fuente del equipo se utiliza en el diseño del estadio. Su diseño incorpora el tema principal del club y de los arquitectos: “Atreverse es Hacer.”

Economía

El nuevo Estadio Tottenham originalmente iba a costar un poco más de mil millones de dólares, pero los múltiples retrasos en la construcción aumentaron la cifra. Se estima que el estadio finalmente costó entre 1.2 y 1.5 mil millones de dólares. El presidente del club cometió un error cuando negoció el contrato para construir el estadio porque no aseguró un precio fijo. Esto resultó en que los costos de los retrasos fueran responsabilidad del club en vez de la constructora. Este error le costó casi 430 millones de dólares al club (Law). El club originalmente había obtenido un préstamo de casi 500 millones de dólares, pero los costos inesperados resultaron en el club pidiendo prestado 286 millones de dólares más, subiendo la cifra a 786 millones de dólares. El presidente del club, nombre, explicó al final del 2019 que había sido imposible asegurar un contrato de precio fijo. Nombre dijo, “El Brexit nos dolió porque muchas de las cosas para el acondicionamiento, de cuales muchas fueron importadas, subieron en costo al menos 15%. El velo alrededor del estadio se le proyectaba un costo de 32 millones de libras y lo construyó una compañía alemana…aumentó 20% en precio” (Olley).