Pancho Arena

Abrió en el año 2014

Ubicado en Felcsút, Hungría

Historia

Este estadio es poco conocido en el mundo futbolístico, pero es realmente un tesoro oculto en una pequeña comunidad en el Valle de Váli en Hungría. A pesar de haber sido construido recientemente – en el año 2014 – es un escenario cargado de historia y de servicio a la sociedad húngara. Su nombre proviene de una de las figuras más grandes en la historia del fútbol – el húngaro Ferenc Puskás, a quien lo apodaban ‘Pancho’ durante sus años de gloria en el Real Madrid (Real Madrid, 2020). Aparte de ser uno de los mayores goleadores de la historia, al haber batido prácticamente todos los récords goleadores de su época, Puskás era conocido por ser un caballero dentro y fuera del campo. Tanto así que la FIFA hoy en día galardona al mejor gol de cada año con un premio que lleva su nombre. Su generosidad y calidez con sus fanáticos en los equipos que participó alrededor del mundo lo llevaron a cumplir otra de sus grandes misiones – el servicio a su comunidad. Puskás siempre tuvo una pasión por desarrollar el talento joven, lo cual llevó a que una prominente academia futbolística en Hungría también lleve su nombre debido a su legado en este aspecto del fútbol (Sports Architecture, 2014). Y resulta que esa academia está situada a cuarenta kilómetros de la capital de Budapest, en el Valle de Váli, y su base principal es el Pancho Arena.

Arquitectura

En la obra de Christian Bromberger, “Football as world-view and as ritual,” Bromberger explica la comparación entre el fútbol y la religión, diciendo que la ceremonia de un partido de fútbol tiene muchos aspectos de una ceremonia religiosa. Su primer punto describe el gran estadio urbano como un santuario, y ninguna estructura se ajusta a esta descripción más claramente que Pancho Arena (Bromberger 307.) A pesar de su ubicación en un pueblo rural en Hungría, el estadio diseñado por Tamas Dobrosi, Doparum Arquitectos y Imre Makovecz se parece más a una iglesia que a un estadio. La utilización de arquitectura orgánica se aparta de las estructuras habituales de hormigón y acero de la mayoría de los estadios modernos. En lugar de eso, Pancho Arena utiliza la madera como el material de construcción principal en un techo que se asemeja a las ramas extendidas de un árbol. Este toldo está apoyado por “columnas de glulam arraigadas en muelles de hormigón” situado cada seis metros (Hooper.) Estas columnas también se separan para formar un pasillo arqueado para asistir con la circulación de las personas en las gradas (Flowers 135.) Esta combinación de madera, hormigón, y otros materiales demuestra una lucha entre la arquitectura orgánica que fue un símbolo nacionalismo de Hungría y el brutalismo que caracterizó el partido comunista. Estas formas elaboradas continúan en el exterior del estadio. En la fachada oeste, hay cúpulas de cobre en forma de cebolla que “se establecen sobre elementos de madera Art Nouveau, y las mismas son coronadas por agujas cónicas” que son muy eclécticas y raras (Flowers 133.) Las otras tres fachadas tienen una combinación de cobre, teja, y madera en un techo colgante bajo que revela una gran entrada en el medio. El techo tira hacia arriba para revelar la estructura de hormigón por debajo, invitando a los visitantes al estadio. El estadio también incorpora la sostenibilidad en su diseño: en “el uso de materiales de construcción con baja demanda de energía añadida (estructura de madera laminada encolada) y la aplicación de fuentes de energía renovables (calefacción de agua para uso doméstico con colectores solares y recogida de agua de lluvia para riego)” (“Pancho Arena.”) Los arquitectos de este proyecto diseñaron un estadio único e impresionante, y crearon un estadio que demuestra las formas arquitectónicas tradicionales húngaras de una manera nueva y emocionante.

Economía

Desde el 2017, Hungría ha invertido más de 800 millones de euros en nuevos estadios alrededor del país. El país quiere construir nuevos establecimientos deportivos en 32 lugares, y se esta moviendo rápido en hacerlo. Tristemente, también se ha visto un aumento en el costo de casi todos los proyectos, probablemente debido a la corrupción. Uno de ellos es Pancho Arena, el cual costó 14 millones de dólares y tiene 3,500 asientos (Béni). En estos nuevos estadios también se incluye uno en Debrecen de 49 millones de dólares que normalmente está más de 85% vacío, y todavía hay 22 estadios más por construir. Pancho Arena fue construido al lado del pueblo donde nació el Primer Ministro Orbán, y el pueblo tiene una población de solo 1,700 personas –– la mitad de la capacidad de este nuevo estadio (Serdült).