Camp Nou

 

Abrió en el año 1957

Ubicado en Barcelona, España

Historia

El Camp Nou no siempre ha sido el hogar del famoso FC Barcelona que todos conocemos. En la época anterior, el equipo blaugrana jugaba en el Camp de Les Corts, un estadio que llegó a tener una capacidad de 60.000 espectadores y que los albergó desde el año 1922 hasta que el 1957 (Llopis, 2013). Fue en ese año – en el Día de la Merced, la patrona de la ciudad de Barcelona – que el club se mudó a sus instalaciones actuales en el Camp Nou debido al hecho que el Camp de Les Corts se había quedado demasiado pequeño para las necesidades de sus fanáticos. Por tanto, el nuevo estadio de 99.053 localidades se volvería uno de los iconos importantes no solo de los de la comunidad catalana, sino del fútbol mundial (Infodeportes). Hasta el día de hoy, el mítico Camp Nou ha sido sede inaugural del Mundial que se llevó a cabo en España en 1982, y asimismo ha sido el hogar de uno de los clubes más condecorados de Europa en la historia reciente. El actual Camp Nou ha sido remodelado al menos tres veces, cambios que lo llevaron a tener una capacidad de hasta 115.000 personas (cifra que incluye capacidad para aficionados de pie) hasta que las regulaciones de la UEFA obligaron al club a reducir la capacidad del aforo a los 90.000 asientos actuales, que, de igual manera, le da el estatus de ser el estadio de fútbol más grande de Europa (FC Barcelona, 2020).

Arquitectura

Con hierro y hormigón, FC Barcelona construyó su nuevo estadio en el año 1957 para tener una capacidad de 93.053 personas. Apropiadamente nombrado el Camp Nou, este estadio fue diseñado por arquitectos Francesc Mitjans i Miró y Josep Soteras Mauri en “el estilo internacional” (“Camp Nou”.) El estilo internacional ha sido caracterizado por la importancia de volumen, la utilización de materiales producidos en masa, y la falta de ornamentación y color. El Camp Nou demuestra todos estos conceptos, pero guarda una personalidad distinta. El estilo internacional fue criticado por la falta de características locales y la impresión de que el edificio puede existir en cualquier ciudad moderna. Sin embargo, el Camp Nou se ha convertido en un monumento de la ciudad y es un edificio emblemático del minimalismo y estoicismo del club. Tres terrazas resaltan en la dirección del campo: el lado del este ondulante hacia arriba. Las gradas no tienen interrupciones, circulando el campo en un óvalo. Un toldo grande cubre el lado oeste voladizo sobre las grandas. Este toldo fue la inspiración del “Futur Camp Nou,” una renovación para el Camp Nou que cambia el estadio significativamente. Una propuesta por Nikken Sekkei y Joan Pascual y Ramon Ausió Arquitectes, la cual fue aceptada por el club en 2019, demuestra un exterior abierto con tres “anillos” de niveles explanadas con un toldo que completamente circunscribe el interior (“Así será el Futur Camp Nou.”) El exterior, según los arquitectos, permite que la luz solar se canalice en el estadio con el uso de vidrio en ubicaciones estratégicas (“Así será el Futur Camp Nou.”) Un nuevo techo en el estadio incorpora nuevas tecnologías sostenibles y de bajo consumo, como ETFE, PTFE y policarbonato (“Así será el Futur Camp Nou.”) También el techo puede recoger agua de lluvia para regar el terreno de juego y usa paneles solares para cultivar la hierba en el campo (“Así será el Futur Camp Nou.”) Esta propuesta demuestra el intento de preservar el Camp Nou y modernizar el estadio para un futuro sostenible.

Economía

En el año 1957, la construcción del Camp Nou costó cerca de 288 millones de pesetas, lo cual fue mucho más de lo que originalmente se había estimado. Después de utilizar diferentes instrumentos financieros, el equipo pudo reunir la plata para el nuevo estadio, pero se quedó con una gran deuda durante los años sesenta y setenta (“Camp Nou”). En el 2011 empezó el debate sobre el futuro del estadio del Barça. No se sabia si deberían moverse a un nuevo estadio o si deberían renovar al Camp Nou. No queriendo enajenar a los aficionados del equipo, se decidió que el estadio seria remodelado. El liderazgo del Camp Nou tiene planeado renovaciones que suman más de 700 millones de dólares, y se estima que terminarán en el 2023. Las renovaciones modernizarán al estadio, y aumentarán el numero de asientos por 6%, creando espacio para un total de 105,000 espectadores.